1.    ANTECEDENTES

El municipio de Guarrate está situado en el extremo sureste de la provincia de Zamora, en la comarca de La Guareña, a una distancia aproximada de 42 Km. de la capital de provincia, 42 Km. de Salamanca y 78 Km. de Valladolid.
El término municipal tiene una superficie de 31,60 Km2 y una población de 368 habitantes, de acuerdo con el último censo del Instituto Nacional de Estadística (I N E). (Para consultar cifra actual de población consultar la página Web del INE)

La principal actividad económica del municipio es la ganadería, siendo especialmente conocidas sus explotaciones lecheras.

2.    HISTORIA DE GUARRATE

Hubo en Guarrate un asentamiento celta de corta duración, de ahí que no se conserve ningún resto arqueológico, y posteriormente se produjo uno árabe, del que tampoco se conserva nada aunque el nombre puede ser de origen árabe. Significaría tierra entre dos ríos. De hecho hay un pago denominado Entre Ambas Aguas cercano al pueblo.

Una de las primeras referencias históricas con el nombre actual de Guarrate se haya en un privilegio de Fernando III el santo dado en Toro en el año 1232, según recoge José Navarro Talegón en su libro “Catalogo monumental de Toro y su alfoz”. El mismo autor descarta la hipótesis formulada por A. Cuadrado y repetida por Ruiz del Árbol de que el actual Guarrate sea el “Castelo de Pelagio Guimaraz”, señalado por Alfonso VII como hito del alfoz de Toro.
Otros documentos, también del siglo XIII (reinado de Alfonso X el Sabio) recoge pleitos de vecinos de Guarrate con otros de Fuentesauco, consecuencia de los litigios entre el municipio de Toro, bajo cuya jurisdicción estaba Guarrate, y el obispado de Zamora, del que dependía Fuentesauco.

En La Edad Media, Guarrate fue una pequeña fortaleza emplazada donde ahora se halla la iglesia, quizás por ello llamada Santa Maria del Castillo, según consta en un documento de una visita pastoral en 1571.
Latorre asegura que en 1492 era una simple quinta con tierras y monte encinado propiedad de un obispo causante de los marqueses de Alcañices, que lo heredaron.
En 1534, era villa de Antonio de Fonseca, vecino y regidor de Toro, que se nombro “Señor de las villas de Villanueba de Cañedo, Villalbarba e Guarrate e Villaester”.
También se sabe,  según registros parroquiales conservados en el archivo de Simancas que en el año 1561 sólo contaba con 25 vecinos.
En la segunda mitad del siglo XIX el pueblo pertenecía al Marqués de Viesca de la Sierra, cuya Casa-Palacio se conserva todavía, siendo hoy sede del Ayuntamiento.
En el año 1900 pertenecía ya por herencia a los Marqueses de Santa María de Silvela. En este año un incendio que duró ocho días destruyó gran parte del pueblo y Guarrate quedó en ruinas. Sus propietarios regalaron al pueblo toda la madera necesaria para construir de nuevo sus casas. Ese mismo día un incendio destruyo gran parte de la localidad vallisoletana de Ataquines, cerca de Medina del Campo, en el límite con la provincia de Ávila. La noticia y los daños del fuego alcanzaron dimensión nacional. En Barcelona la patronal catalana recaudo fondos para construir un barrio nuevo en Ataquines, cuyas calles llevan aun los nombres de empresarios barceloneses que aportaron dinero. En Guarrate hay una calle llamada Grau que probablemente tenga el mismo origen, es decir el apellido de uno de los hombres que, desde Cataluña, ayudaron a reedificar el pueblo. Durante muchos años fue la única calle de Guarrate que tuvo una placa, en mosaico, con su denominación. Gracias a la generosidad de sus dueños y la tenacidad y trabajo de sus habitantes y las ayudas recaudadas, logró reponerse de sus ruinas, reconstruirse y convertirse en el pueblo que ha llegado hasta nuestros días.
Los hijos de los Marqueses de Santa  María de Silvela se dedicaron principalmente a la Carrera Diplomática, con lo que, al no poder ocuparse de la administración del pueblo, en 1924 pasó a manos de cinco vecinos de Fuentesaúco.
En aquel tiempo, la tercera parte del terreno era monte de encina y, con los primitivos medios que de entonces se disponía, hubo que desmatarlo para poder ponerlo en cultivo.
Posteriormente, el pueblo fue vendido a sus habitantes por mediación del Instituto Nacional de Colonización, que adelantó el dinero.
 A falta de mas datos sobre los orígenes de Guarrate, se transcriben a continuación las citas recogidas en el "Diccionario Geográfico-Estadístico-Histórico de España y sus posesiones de ultramar", de P. Madoz, (1.845-50).
GIJARRATE: 1. con ayuntamiento en la provincia de Zamora, partido judicial de Fuentesauco, aud. terr, y c. g. de Valladolid. SIT. en un alto entre 2 arroyo, sobre la calzada de Salamanca a Toro; su CLIMA es templado y sano, pues no se padecen mas enfermedades comunes que algunas tercianas. Tiene una 80 CASAS; la del ayuntamiento y cárcel; un palacio en estado ruinoso propiedad del marqués de Alcañices; iglesia parrarroquial ( Ntra. Sra. de la Asunción) matriz de la granja de Valdeguareña o Guareña, servida por un cura de térm. y provisión real y ordinaria; y buenas aguas potables; dicha granja dista 1 hora de esta pobl. y en la nueva división terr, ha sido agregada a Vadillo, orden de San Juan; su pasión es sumamente agradable y pintoresca, tanto por el alegre cielo que disfruta, cuanto por las apacibles y cristalinas aguas del r. Guareña que baña por su parte O.; antes de decía misa los días festivos en una ermita que tenía dedicada a la Purísima Concepción la cual se encuentra actualmente toda derruida; su TERRENO es de mediana calidad. Hay un monte encina roturado, que PROD. granos y pastos; apacienta ganado vacuno, mular y de cerda. Confina el TERM. Norte. el Poyo (El Pego) y la Bóveda; Este Fuente la Peña; Sur Fuentesauco; y Oeste Villamor de los Escuderos, a 112 leguas los primeros, y a 1° el último; en él se encuentra la indicada Graja de Guareña. El terreno se fertiliza con la aguas de dos arroyos que pasan inmediatos al pueblo. Hay un monte encina y un soto con arbolado de negrillo. Además de los CAMINOS locales, cruzan la población la mencionada calzada de Salamanca a Toro y la de Zamora a la corta, recibe la CORRESPONDENCIA de Fuentesauco los lunes, jueves y sábados, y salen los martes jueves y sábados expresados. PROD.: trigo, cebada, centeno, vino y legumbres, antes la que sobresale el garbanzo que los regular se vende en la corte por de Fuentesauco; cría ganado de todas las clases, caza de liebres, perdices y conejos e infinidad de maricas o urracas, y pesca de congrio y bermejuelas. INDUSTRIA.: un molino harinero, propiedad del marqués de Alcañices. COMERCIO: exportación de los artículos sobrantes e importación de los que faltan. POBLACIÓN. 88 vecinos. 367 almas. CAP. PROD.: 177.333 rs. IMP.:30.140 rs. CONTR.: 7.794 rs. 4 mrs.
 
 DOCUMENTACIÓN:

1.- Escrito de D. ALEJANDRO RIESCO A LA DIRECCION GENERAL DE ACCION SOCIAL AGRARIA en la que se detalla la historia del pueblo y su situación con anterioridad a la compra del mismo por sus habitantes. Pulsa en este enlace para descargar el documento
2.- Documento de compraventa del pueblo de Guarrate por sus colonos
3.- Sentencia de los árbitros  en el pleito sobre los mojones de Fuentesauco y de Guarrate contraria  a García Fernández. Pulsa en este enlace para ver o descargar el documento
4.- Incendio del pueblo de Guarrate descrito en el Norte de Castilla. Pulsa en este enlace para ver o descargar el documento original

3.    ETIMOLOGIA DEL NOMBRE

Existen distintas versiones: Que proviene del árabe guad-rrás que significa entre dos aguas ya que el pueblo se encuentra situado en un cerro poco pronunciado entre dos valles: El Juncal y la Presa, por donde discurren dos arroyos, Valdeladrones y San Pedro, que se unen a unos 500 m. del pueblo. O que proviene de dos términos vascos, gur o gua que significa nuevo o nuestro y arrate que es el nombre de un monte y de una advocación de la virgen en vascongadas.
Se cree que proviene de allí porque había un capitán vasco que venía por estas tierras, le gustó el pueblo, se quedó y le puso ese nombre.
Otra interpretación fija el origen etimológico del nombre de Guarrate en la combinación de dos términos de origen germánico uno Ward, tormenta según Caro Baroja, y otro Ate, puerta, lugar de paso por lo que podría venir a significar “Puerta de las Tormentas”.
Su gentilicio es Guarrateño-ña- sa, así como Guarratino-na.

Agradecimientos especiales a Don Wenefrido de Dios López y a Luís Miguel de Dios por sus aportaciones a esta sección.

Actualizado ( Miércoles, 19 de Agosto de 2009 20:59 )